Karma

¿QUE ES EL KARMA? UNA VISIÓN PERSONAL - PARTE I

Responder a la pregunta de que es el Karma es muy simple y a la vez muy complicado. El concepto de karma ha sido tratado y expandido durante muchos siglos por diferentes doctrinas filosóficas y religiosas, tales como el Budismo o el Hinduismo, hasta adquirir los caracteres complejos con los que la conocemos hoy en día.

En este artículo intentaré simplificar las diferentes concepciones existentes sobre este concepto, así como clarificar las ideas a menudo erróneas que tenemos sobre él en occidente. También expondré mi perspectiva personal así como mi explicación de porque una correcta interpretación es muy importante para desarrollar nuestra vida con conocimiento y conciencia.

VISIÓN OCCIDENTAL DEL KARMA 

 

Causa y Efecto

Causa y Efecto

En Occidente habitualmente entendemos el Karma como la consecuencia lógica de la ley de la causa y el efecto. Así, si realizamos acciones positivas (causa), el resultado será recibir más adelante consecuencias positivas (efecto). Lo mismo pasaría con las acciones negativas, de tal manera que el karma funcionaría como un principio de “castigo cósmico”, por el cual las personas resultaríamos castigadas cuando hiciéramos cualquier acción dañina hacia nosotros mismos o los demás.

Bien, aunque esta aproximación no es completamente errónea, si se puede decir que es incompleta y sobre todo imprecisa. Es cierto que las acciones negativas acarrearán necesariamente efectos negativos y dolorosos sobre nosotros, pero no por una suerte de castigo cósmico, sino por una necesidad de aprendizaje y de superar nuestros propios errores y limitaciones. Esto lo veremos un poco más adelante. Antes me gustaría explicar brevemente la diferencia entre dos conceptos habitualmente confundidos en relación a este asunto.

KARMA Y DHARMA

 

Dharma

Una cosa es el camino que recorrer, y otra el equipaje que llevamos

Una confusión habitual suele ser la de mezclar estos dos términos. Aunque son conceptos similares, no son iguales, y es muy fácil confundirlos. Dicho resumidamente:

Dharma son los objetivos y deberes con los que una persona debe cumplir en la vida, en el momento presente.

Karma son el conjunto de acciones realizadas en el pasado que repercutirán en los acontecimientos que nos ocurrirán en el futuro.

 

En este artículo utilizaré el concepto de Karma en un sentido amplio, incluyendo dentro de él el concepto de Dharma. Por lo tanto, entenderé como Karma tanto el conjunto de nuestras acciones pasadas como el camino que debemos recorrer en nuestra vida.

EL KARMA COMO CAMINO DE APRENDIZAJE 

 

Karma

 

Entender el Karma como un camino de aprendizaje significa tener una concepción más amplia, integradora y positiva del mismo. Según esta concepción, el Karma serían todos aquellos principios y lecciones vitales que los seres debemos aprender para desarrollarnos y trascendernos.

En otras palabras, el Karma sería la Escuela de la Vida. Nuestro camino necesario de aprendizaje vital. Y al igual que en la escuela, cuando no aprendamos una lección, no podremos pasar a la lección siguiente y nos veremos obligados a repetir curso.

Esta sería la explicación a porque todas las personas tenemos un camino vital tan único y diferenciado: al haber vivido circunstancias tan distintas en el pasado, todos tenemos nuevas lecciones que aprender que en nada se asemejarán a las de nuestros semejantes.

Esta es también la explicación a porque determinadas personas se encuentran siempre ante los mismos obstáculos en la vida, que les entorpecen el camino una y otra vez: sencillamente hay una lección vital que todavía no han aprendido,. Hasta que no asimilen y acepten esta lección, los mismos retos y obstáculos se les irán apareciendo una y otra vez en la vida.

Una vez entendemos esta concepción, ya podemos desechar el Karma como algo negativo y sinónimo de castigo. Si hacemos daño a otra persona sufriremos sin duda consecuencias negativas, antes o dsepués. Pero no porque el karma nos esté castigando, sino porque no estaremos aprendiendo y nos estaremos separando del camino. Y es que si hacemos daño a otra persona necesariamente será siempre por una falta de conocimiento y conciencia de nuestra parte, y nos tocará a nosotros asumir la responsabilidad de nuestros propios actos.

 ¿ÚNICAMENTE EXISTE EL KARMA INDIVIDUAL?

 

Karma

 

No. El karma es único e intransferible para cada persona, pero junto al personal también existe un karma para unidades y grupos más grandes, tales como la familia o el país. Estos individuos, como sociedad, también han de aprender de sus propios errores y aprovechar los obstáculos que les plantee la vida como camino de crecimiento.

Todos los seres humanos somos autónomos, autocompletos, con un camino personal de aprendizaje que recorrer. Pero junto a esta naturaleza autónoma tenemos superpuesta una naturaleza social. Es decir, tal y como señaló Ken Wilber somos un conjunto de “todo-parte”, un todo autocompleto que a la vez forma parte de algo más grande. De esta manera, debemos cumplir con el camino del Karma tanto en nuestra naturaleza personal como en la de los grupos sociales a los que pertenezcamos en nuestra vida.

¿COMO FUNCIONA EXACTAMENTE EL KARMA?

Arriba he explicado el concepto de karma y también he clarificado su razón de ser. En el siguiente artículo, explico como funciona exactamente e incide en nuestro día a día.

Mientras tanto, si te ha gustado el artículo, te estaría agradecido si lo compartieras en las redes sociales de tu elección. Muchas gracias.

Leave a reply