Gurú

LAS 3 CLAVES PARA RECONOCER A UN VERDADERO GURU

 

El desarrollo personal es un reto que necesariamente se tiene que llevar a cabo sólo. Es un camino largo, sujeto a continuos avances y retrocesos.

Uno de las decisiones más difíciles que se tiene que tomar es la de  quiénes serán los mentores, maestros y gurús que nos ayudarán en este camino. No es una decisión fácil, pues el mundo de la espiritualidad y del desarrollo personal está lleno, como tantos otros ámbitos, de charlatanes y vendedores de humo.

En mi propio camino me he encontrado de todo, y de todo me seguiré encontrando, pero siempre ha habido una serie de características comunes que han compartido todos los maestros y gurús que me han podido aportar algo. Estas características han sido:

HUMILDAD

Humildad

 

“Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto” Antonio Porchia 

 

Sin duda alguna la característica más importante. Siempre que encuentres a alguien que declaré poseer la verdad absoluta sobré cualquier cosa, dile adiós y sigue tu camino.

El desarrollo personal y la meditación no son matemáticas. Todo aquello que le haya sido de utilidad a alguna persona,  no necesariamente va a resultarle igual de útil a otra persona. Por supuesto existen unas líneas guía, aplicables a cualquier persona. Pero son solamente eso, guías, y el camino que desarrolle cada individuo al final será personal y completamente único.

Hay multitud de técnicas  y metodologías para el desarrollo personal: psicología humanista y transpersonal, Tantra, Yoga, Zen, Sufismo, Kabbalah, etc…, siendo todas ellas perfectamente válidas y eficaces. Algunos métodos se ajustarán mejor a algunas personas, y otros se ajustarán mejor a otras.

Pero sencillamente no existe ningún método o maestro que esté en posesión de la única verdad. No busques el santo grial, no existe. Este es camino que necesariamente necesita trabajo y esfuerzo, pues de lo contrario no valdría la pena.

NO OSTENTOSIDAD

maestro photo

No ostentosidad

 

 

Saber sabe cualquiera… ¡mírale la vida!Dicho de los chamanes Queros

 

Esto es muy importante. Una persona que ha conseguido desarrollarse correctamente no necesita demostrar nada a nadie, ni necesita la validación de los que le rodean para sentirse pleno y realizado.

El principio más importante que todos debemos buscar en nuestra vida es la congruencia. Si defendemos una serie de principios, nuestra vida necesariamente tiene que reflejar esos principios.

Esto no quiere decir que todo maestro o gurú deba llevar una vida de monje o asceta. Puede gustarle comer bien o tener un buen coche y esto no debe ser ningún problema. Pero ojo cuando a una persona le gusta presumir de la cantidad de alumnos que tiene, del éxito de sus lecciones o de su posición social. Esto indica que hay algo que no termina de funcionar correctamente.

CLARIDAD

claridad photo

Humildad

 

 

Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque ésta sea un simple murmulloConfucio

 

Hoy en día, con la sobreinformación causada por Internet y las redes sociales, es más fácil que nunca encontrar información confusa y contradictoria.

Muchos falso gurús, aprovechándose de esta situación(o cómo consecuencia directa de ella), crean popurrís y mezclas de varias ideas, que lo único que hacen es echar más leña al fuego de la confusión.

Un verdadero maestro siempre dejará muy claras la líneas guía de sus enseñanzas, clarificará sus fuentes y de dónde ha aprendido sus enseñanzas, y utilizará un lenguaje claro y conciso.

Por lo tanto, mucho cuidado con la charlatanería, con las palabras vacías, y con la mezcolanza sin sentido de doctrinas e ideas.

CONSEJO EXTRA: NI ENSEÑAN GRATIS, NI COBRAN CANTIDADES EXORBITANTES DE DINERO

Todo necio confunde valor y precioQuevedo

Finalmente, debemos ser extremadamente cautos cuando nos quieran cobrar cantidades ridículas de dinero para “compartir” con nosotros cualquier tipo de conocimiento. Sencillamente, si alguien te ofrece “limpiar tu aura” o “curar tu negatividad” de manera inmediata a cambio de 1.000 Euros, lo mejor que puedes hacer es guardarte la cartera en el bolsillo y salir corriendo.

Como he comentado, el desarrollo personal es un trabajo arduo que requiere años de práctica, y no se puede conseguir ningún tipo de desarrollo sustancial con una simple técnica o actividad que se lleve a cabo en unos pocos minutos.

Pero cuidado, porque como dice un famoso dicho popular, recuerda que si acudes a un curso gratuito el producto seguro que eres tú. Los maestros y mentores son también personas con necesidades, que están dedicando su tiempo y energía en enseñarte y formarte. Es normal y necesario que te cobren una cantidad para transmitirte sus conocimientos, siempre y cuando esta sea razonable.

CONCLUSIÓN

Lo comentado arriba son sólo algunas claves que me han ayudado personalmente a encontrar a mis maestros y mentores, basado únicamente en mi propia experiencia. Pero es importante destacar que al final será la intuición de cada persona la que le indicará la que le indicará el camino correcto.

Y si la intuición o la cabeza no nos dá la respuesta, siempre podremos seguir el consejo que Don Juan le dió a Carlos Castaneda: Sigue el camino de tu corazón.

¿Te ha gustado este artículo? Espero que sí. Si te ha gustado, por favor compártelo en las redes sociales que te detallo abajo. Me ha costado mucho escribirlo y me sería de mucha ayuda que otras personas pudieran acceder al artículo y recibir su valoración. ¡Muchas gracias!

 

2 comments

  1. Alberto Antonio "Ávalon" 2 mayo, 2015 at 10:34 Responder

    Efectivamente, todos cobramos un precio. ¿Cuál es el mío? Ese me lo paga Uno, al que obedezco y sirvo, me dice: “Ayuda al prójimo con amor, ámale como a ti mismo” y mi sustento me lo busco por otro sitio.
    Por supuesto no me considero un gurú, solo pretendo ayudar.

  2. andres levy 7 septiembre, 2016 at 15:11 Responder

    Buen artículo, encuentro coherencia en tus palabras. Quise compartirlo pero te soy honesto, el título es tan determinante, que me abstuve. Tal vez sean “algunas” de las claves… que ayuden a identificar a un Gurú. Saludos.

Leave a reply