Eneagrama

LA SABIDURÍA DEL ENEAGRAMA - LOS 9 ENEATIPOS Y LAS 9 PASIONES

Eneagrama

Hace unas semanas mi pareja me comentó: “me han hablado de algo que se llama el Eneagrama, que al parecer divide la personalidad en varios tipos. Me han dicho que es muy interesante”.

Nunca había oído hablar de ello así que en seguida me puse a "googlear" e investigar. Lo que me encontré me  dejó perplejo. No porque el eneagrama fuese un sistema muy detallado que divide la personalidad en varias tipologías básicas,  sino porque la descripción de uno de esos tipos era una de las descripciones más concretas y detalladas que nunca me había encontrado sobre mi propia personalidad.

En base a ello, me decidí a estudiar sobre el tema para poder dedicar alguna entrada. En este artículo me gustaría hablar sobre los conceptos fundamentales del eneagrama, para poder dedicar entradas posteriores a comentar cada uno de los tipos más en detalle.

ORIGEN DEL ENEAGRAMA

El eneagrama, tal y como su nombre indica, consiste en un “grafo” o dibujo de nueve puntas.Eneatipos

Aunque se le dan muchos usos, el principal que se le da actualmente es para representar gráficamente los 9 caracteres (o a partir de ahora eneatipos) en los que podemos clasificar a cualquier persona, así como las relaciones y correspondencias entre todos los eneatipos.

No hay un acuerdo claro sobre donde situar el origen del eneagrama, aunque si existe cierta concordancia en situar el origen en Oriente Medio, posiblemente en las fronteras de lo que hoy sería Afganistán, en los primeros años de nuestra era. La sabiduría del Eneagrama habría sido traída a occidente, de manera oral, a través de la escuela sufí del Islam, entre los siglos X y XI.

El Eneagrama se habría mantenido como una sabiduría oral y oculta hasta el siglo XX, cuando George Gurdjieff lo descubrió y divulgó tras uno de sus habituales viajes a Oriente Medio. Posteriormente, el boliviano Óscar Ichazo lo estudiaría, desarrollando los 9 eneatipos fundamentales en los que se divide actualmente. Finalmente, sería el reconocido psiquiatra Claudio Naranjo el que daría al Eneagrama la forma definitiva en la que lo conocemos hoy en día, estudiando detalladamente cada eneatipo y añadiendo conocimientos derivados de la psiquiatría más académica.

FUNCIONAMIENTO BÁSICO DEL ENEAGRAMA

El Eneagrama es básicamente un mapa de la personalidad, dividiéndola en 9 nueve eneatipos básicos, profundamente interrelacionados.

Aunque la personas somos extremadamente complejas y todos presentamos características de los 9 eneatipos, cualquier persona, sea cual sea, encajará especialmente en alguno de los 9 eneatipos.

Así mismo, aparte del eneatipo principal, todos tendríamos una inclinación por un segundo eneatipo, al que llamaremos “ala”.

Con respecto a nuestro eneatipo principal, algunas personas encajaremos especialmente bien con nuestro eneatipo, mientras que otras personas (las menos) tendrían un eneatipo principal más difícil de localizar. En cualquier caso, todos tenemos un eneatipo principal y este antes o después sale a la luz.

El eneatipo principal de cada persona marca sus pulsiones básicas, la manera específica que tiene de reaccionar ante los problemas, y la perspectiva general de contemplar los hechos de la vida. Cada eneatipo es pues una guía que marca el funcionamiento básico de cada personalidad, sus puntos fuertes y también sus puntos débiles.

Por definición, no existe un eneatipo superior  a otro. Cada personalidad contiene unas características completamente distintas a las demás, y será el uso que dé el individuo a cada una de esas características la que determinen su nivel de satisfacción, adaptación y realización personal. Así, aunque no hay unos eneatipos superiores a otros, dentro de cada eneatipo si existen los que podríamos llamar “malsanos”, pues están desequilibrados e inadaptados dentro de las características de su propio eneatipo, y los “sanos”, que gozan de una gran salud psicológica y autorealización.

No obstante, determinar el eneatipo de cada persona no es más que el comienzo del viaje. El Eneagrama sirve principalmente como un proceso de auto-descubrimiento, al permitir al individuo el profundizar en las propias características de su personalidad, limar desequilibrios y conocer al detalle las razones del comportamiento del resto de eneatipos diferentes al suyo.

LAS 9 PASIONES

Cada uno de los 9 eneatipos se representa por un número. A su vez, cada eneatipo es relacionado con una pasión o debilidad básica, a  partir de la cual se desarrollan las características de su personalidad.

Las 9 pasiones son:Eneagrama pasiones

Eneatipo  1: Ira

Eneatipo 2: Orgullo

Eneatipo 3: Vanidad

Eneatipo 4: Envidia

Eneatipo 5: Avaricia

Eneatipo 6: Miedo

Eneatipo 7: Gula

Eneatipo 8: Lujuria

Eneatipo 9: Pereza

 

DESCRIPCIÓN BÁSICA DE LOS 9 ENEATIPOS

A continuación describiré de una manera básica las características de cada uno de los eneatipos:

ENEATIPO 1: EL PERFECCIONISTA

Profundamente moral, el Perfeccionista compara constantemente la realidad con aquello que él entiende que debería ser, derivando a veces en frustración. Son evaluadores incansables, idealistas y muy exigentes, especialmente consigo mismos, buscadores constantes de una perfección que nunca llega. En su aspecto más sano, son evaluadores objetivos y certeros, capaces de distinguir correctamente la virtud moral  de la mentira y el engaño. Cuando no están tan sanos, pueden convertirse en excesivamente rígidos y juzgadores, analizando la realidad en extremos de blanco o negro.

ENEATIPO 2: EL AYUDADOR

El Ayudador entiende la realidad como una sucesión de relaciones interpersonales, de dar y recibir. Muy empático, en su aspecto más sano se centra en ayudar y aportar a los demás, con un gran espíritu altruista. No obstante, muchas veces el ayudador no está sano, apareciendo el orgullo, exigiendo demasiado a cambio y ayudando con la única finalidad de ser percibido por la sociedad como un mártir y persona volcada en los demás.

ENEATIPO 3: EL TRIUNFADOR

El Triunfador está en constante búsqueda del éxito, la productividad y de una gran imagen externa y reconocimiento social. Cuando están sanos, pueden ser muy pragmáticos, veraces y eficientes. No obstante, cuando no están tan equilibrados tienden a inclinarse excesivamente en el reconocimiento social y las apariencias, derivando muchas veces en falsedad y superficialidad.

ENEATIPO 4: EL ROMÁNTICO

Muy creativo, el Romántico posee una gran imaginación, sintiéndose diferente a los demás. Cuando está sano, es capaz de expresar gran profundidad de sentimientos, siendo muy artístico y carismático. Cuando está malsano, puede vivir excesivamente en un mundo de ensoñaciones, sintiendo envidia por aquello que percibe en los demás y que no se ajusta a su realidad, y deprimiéndose fácilmente.

ENEATIPO 5: EL INVESTIGADOR

Este es el eneatipo menos social del Eneagrama. El Pensador es un individuo que vive principalmente en su propia mente, en la búsqueda constante del conocimiento, el porqué de las cosas y el sentido último de la vida. En su aspecto sano, puede llegar a ser sabio, maestro, rompedor de moldes y ser un gran consejero. Cuando está malsano puede ser avaro, asocial y excesivamente abstracto y encerrado en su propia personalidad.

ENEATIPO 6: EL ESCÉPTICO

El Escéptico es una persona especialmente consciente de los peligros de la vida. Anticipa mucho el devenir de las cosas, siendo capaz en su aspecto más sano de ser un gran trabajador, leal, eficaz y buen observador. En su aspecto más malsano, puede ser excesivamente miedoso, cauteloso y desconfiado, derivando en ocasiones en  una personalidad colérica e insegura.

ENEATIPO 7: EL ENTUSIASTA

Epicúreo, el Entusiasta está siempre pensado en el futuro, haciendo planes y embarcándose en infinitud de actividades. En su aspecto más sano, es una persona versátil, polifacética, divertida y muy implicada en la sociedad. Cuando no está tan sano, puede derivar en una personalidad narcisista, escapista de la realidad, superficial y tendente a las adicciones.

ENEATIPO 8: EL PROTECTOR

El Protector (también conocido como el Mandón) es una persona fuerte y tendente al liderazgo. Cuando está sano puede ser un gran guía y protector de los más desfavorecidos, siendo muy generoso. No obstante, es habitual que este eneatipo sea menos sano, convirtiéndose en una persona caprichosa, necesitando dirigir a los demás hasta en los detalles más nimios, buscando constantemente el enfrentamiento y el conflicto.

ENEATIPO 9: EL MEDIADOR

Por último, el mediador es una persona enfocada a la modestia, en búsqueda de la paz y evitando siempre que puede el conflicto. Cuando está sano, puede ser muy confiado, paciente, ecuánime y buen compañero. Cuando está malsano, puede ser excesivamente perezoso, procrastinar demasiado, y tener una personalidad excesivamente pasiva y gregaria.

CONCLUSIÓN

El Eneagrama es un universo en sí mismo y en este artículo tan sólo he podido escribir sobre sus aspectos más básicos. El tema es mucho más profundo, existiendo triadas que agrupan los eneatipos, subtipos dentro de cada eneatipo, y mucho más. En siguientes artículos me gustaría profundizar más en estos aspectos, así como en las características de cada uno de los eneatipos. Mientras tanto, si te ha gustado el artículo te agradecería si pudieras compartirlo en las redes sociales que te pongo abajo o darle un retweet o un me gusta. ¡Muchas gracias!

 

2 comments

    • El Samurai Occidental 2 mayo, 2015 at 18:02 Responder

      Puede parecer confuso al principio, pero es mas simple de lo que parece. Espero poder clarificarlo más adelante.

Leave a reply