El Eneagrama

LA SABIDURÍA DEL ENEAGRAMA – EL PERFECCIONISTA Y EL AYUDADOR

Anteriormente he escrito sobre el eneagrama y sus 9 diferentes eneatipos o tipos de personalidad. En el artículo de hoy, me gustaría hablar sobre los dos primeros eneatipos: el perfeccionista y el ayudador.

ENEATIPO 1 - EL PERFECCIONISTA

Eneatipo 1

Todo en orden, siempre perfecto

Todos estamos familiarizados con este tipo de personalidad. ¿Quién no tiene un amigo o conocido que necesita que todo se haga tal y como él quiere? El perfeccionismo viene siempre ligado a la exigencia. Todo, hasta el más mínimo detalle, ha de ser perfecto, siempre siguiendo el criterio del sujeto que exige el perfeccionismo.

Los eneatipo 1 viven en un mundo de comparación. De alguna manera, no procesan los hechos y los asumen tal y como vienen, sino que los comparan constantemente con lo que ellos entienden que deberían ser.

Los 1 viven en el mundo del debería ser, y luchan de manera constante para conseguirlo.

 

Los 1 presentan características muy positivas asociadas a su eneatipo. Son meticulosos, detallistas y muy observadores.

El 1 promedio sería una persona de fuertes principios, los cuales defiende siempre apasionadamente y contra viento y marea. Estos principios pueden variar mucho de un caso a otro, pudiendo ser principios de carácter moral, político, religioso, o incluso principios más banales o vacíos de contenido como los buenos modales o las normas de etiqueta.

No obstante, esta fuerte defensa de sus principios e ideas muchas veces deriva en un inmovilismo muy acentuado. El perfeccionista es una persona con poca cintura, y con dificultad para adaptarse a las decisiones y la manera de hacer las cosas de los demás.

La característica emocional principal de los 1 es la ira, o más bien la represión de la propia ira. Los 1 sienten ira hacia al mundo pues este no se pliega hacia lo que ellos piensan que debería ser, pero la suelen reprimir, pues de lo contrario dejarían de ser perfeccionistas.

Si el 1 es insano, estará habitualmente embarcado en cruzadas personales que estarán más relacionadas con un proceso de exaltamiento del ego que con la verdadera defensa de unos principios superiores. El 1  experimentará frustración cuando no sienta que los demás le sigan en su cruzada personal, aumentando aún más su inmovilismo y la lógica circular de su pensamiento.

El 1 insano tenderá a un pensamiento dialéctico, dividiendo las cosas en blanco y negro, o bueno y malo, según se adecuen a sus principios personales.

 

Debido a este pensamiento dialéctico, los 1 insanos tienden a mostrar una conducta excesivamente rígida y exigente, tanto consigo mismos y los demás.

En cambio, un eneatipo 1 sano, que haya realizado una integración positiva de su personalidad, podrá ser un excelente líder. Su capacidad de observación le hará discernir entre lo correcto y lo incorrecto, y sus fuertes convicciones le harán defender sus ideas con firmeza y autoridad.

La mente de los 1 bien equilibrados será extremadamente perceptiva y sutil, siendo capaz de discernir la virtud de las cosas. Sus fuertes principios morales le harán capaz de actuar con valentía, criterio y equilibrio.

En resumen, las personas perfeccionistas sólo conseguirán avanzar cuando consigan flexibilizar su pensamiento  y conducta, cuando sean capaces de aceptar la imperfección de los demás y la suya propia, y cuando decidan tomarse a sí mismos y a los demás menos en serio. El inmovilismo es su campo de batalla, y aceptar otras perspectivas y maneras de entender el mundo es la vía que disponen para un desarrollo completo y equilibrado.

ENEATIPO 2 – EL AYUDADOR

Eneatipo 2

Ayudar a los demás es una tendencia natural en los eneatipo 2

Tal y como su nombre indica, el eneatipo 2 es una persona que habitualmente se entrega a los demás, buscando constantemente la interactuación personal y la ayuda mutua.

El 2, entiende la realidad como una red de conexiones y relaciones interpersonales. Buscan constantemente la realización al compartir emociones con otras personas. En definitiva, son sociables por naturaleza.

 

Cuando los dos están sanos constituyen un excelente apoyo para el resto de personas dentro de su círculo familiar. Son personas a las que les gusta dar e involucrarse en la vida de los demás. Son muy empáticos, capaces de comprender y anticipar las necesidades de los demás, y es a través de esta capacidad innata con la que consiguen ser miembros muy valiosos de su red social.

No obstante, a veces los 2 no son tan sanos, y el desequilibrio se produce por el único lugar por el que se puede dar. Es tal su necesidad de ayudar a los demás, que los 2 se olvidan de sí mismos, olvidando que la felicidad consiste en un equilibrio entre dar y recibir.

En este caso, los 2 proyectan excesivamente sus necesidades en los demás, comenzando un proceso de represión y de temor de enfocar sus propias necesidades.

En casos más extremos, los dos más malsanos ven como su necesidad de ayudar a los demás se vuelve patológica y se transforma en una manifestación del deseo de adulación y auto-importancia.

 

Estaríamos en la zona de los falsos mártires, aquellos que se presentan como grandes salvadores y ayudadores de la sociedad, pero que únicamente buscan el elogio vanidoso y la manipulación de los demás. En estos casos se manifestaría en todo su esplendor el orgullo,  el cual es la emoción más característica de los 2.

En conclusión, aquellas personas que encajen en este eneatipo deben centrarse más en sí mismos, en sus propias necesidades y en su desarrollo. La atención a los demás es algo que ya les viene de serie. Es a través del recibir donde conseguirán autocompletarse y sentirse más felices y realizados.

2 comments

  1. Eloy 3 mayo, 2016 at 12:28 Responder

    Casí un año ya que no continuaste acerca de los eneatipos 3,4,5,6,7,8,y 9, o no estoy buscando bien? Saludos! Buen trabajo hasta el momento!

    • El Samurai Occidental 6 mayo, 2016 at 06:31 Responder

      Gracias Eloy. Tienes razón. Ahora estoy muy liado de trabajo y he tenido que dejar el blog en standby unos meses, pero en breve reiniciaré el trabajo y terminaré la serie de artículos relacionados con el eneagrama.

Leave a reply