Cabalista

LA KABBALAH Y EL ÁRBOL DE LA VIDA

¿QUÉ ES LA KABBALAH?

La Kabbalah o Cábala es una vía de conocimiento y metodología de desarrollo de la conciencia procedente de Oriente Medio. Se puede trazar el origen de su forma actual en la provenza francesa y la España medieval, alrededor de los siglos XII y XIII de nuestra era. No obstante, sus verdaderos orígenes son mucho más remotos, pudiendo remontarse a periodos pre-abrahamicos.

 

Cabalista

Cabalista

 

La Kabbalah ha estado desde siempre especialmente relacionada con el Judaísmo y el pueblo hebreo, siendo considerada como la rama mística y esotérica del Judaísmo. Con la segunda diáspora del pueblo judío, la Kabbalah se extendió primero por Europa y posteriormente por todo el mundo, mezclándose en distinto grado con elementos del folcklore local.

La palabra Kabbalah procede de la raíz del verbo hebreo Leqabbel, que significa “recibir”. La Kabbalah por tanto significa recepción, recibir la tradición heredada y la luz de la sabiduría.

Es muy importante señalar que, aunque muy relacionada, la Kabbalah es un sistema independiente del Judaísmo. La Kabbalah, por tanto, no es una religión.

Del mismo modo que para practicar Yoga no es necesario hacerse hindú (sería absurdo), para practicar Kabbalah no es necesario hacerse judío.

Cuando hablamos de Kabbalah , hablamos de mucho más que un simple sistema de filosofía anexo al Judaísmo.

La Kabbalah es Teoría, pero también Práctica.

Estamos hablando de un sistema conceptual que describe y explica el origen del cosmos y el funcionamiento intrínseco del hombre y el mundo, así como de un complejo sistema espiritual con muy variadas técnicas de meditación, introspección y contemplación.

Además, la Kabbalah incluye ramificaciones de conocimiento que se introducen directamente en lo que hoy conocemos como psicología, la magia ritual, las técnicas de sanación y la astrología, además de muchas otras.

Tradicionalmente, se suele decir que hay tres vías para aproximarse a la Kabbalah y a sus innumerables beneficios:

  • Vía del estudio: esta sería una aproximación mental o conceptual. Aproximarse a la Kabbalah por medio del estudio de su cuerpo teórico y filosófico.
  • Vía de la interiorización: meditación. Acceder a la Kabbalah a través de sus técnicas de meditación, interiorización e introspección.
  • Vía de la acción: aproximación a la Kabbalah a través de la actitud general en el día a día, y la realización de rituales de carácter mágico.

Las tres vías son perfectamente compatibles entre sí, y de hecho es muy recomendable practicar las tres para alcanzar resultados sólidos y duraderos.

La Kabbalah se vale principalmente de tres instrumentos para conseguir sus resultados:

Primero, el Árbol de la Vida, del cual hablaré inmediatamente.

Segundo, el Alef Bet o alfabeto hebreo, constituido por 22 letras o elementos.

El tercer instrumento sería la doctrina de los 4 mundos, la  cual divide el Ser en 4 niveles o mundos diferentes e interconectados.

EL ÁRBOL DE LA VIDA

El Árbol de la Vida es la herramienta o instrumento principal de la Kabbalah.

El Árbol de la Vida es un glifo o símbolo, compuesto de 10 esferas (llamadas en hebreo Sefirot) y 22 canales que las conectan entre ellas.

Árbol de la vida

¿Y que simboliza el Árbol de la Vida?

Pues TODO.

El Árbol de la Vida es un dibujo que intenta arrojar luz sobre todos los elementos fuera del conocimiento humano.

El Árbol de la Vida representa la estructura interna tanto de los elementos más grandes, como el universo entero, como de los elementos más pequeños, como el más insignificante organismo biológico.

En un aspecto lejano, aporta una explicación para el nacimiento del cosmos, así como para la evolución de la vida.

En un aspecto más cercano, el Árbol de la Vida también simboliza las estructuras internas del hombre, su conciencia en su triple dimensión biológica, mental y espiritual.

En definitiva, el Árbol de la Vida es un mapa que intenta dar respuesta a cualquier interrogante que podamos tener sobre el hombre, Dios o el mundo.

INTRODUCCIÓN A LAS 10 SEFIROT

El primer elemento que salta a vista cuando contemplamos por primera vez el Árbol de la Vida son las 10 esferas, que aparecen cuidadosamente ordenadas de arriba a abajo.

A las esferas se las denomina en hebreo sefirot (sefirá en singular), palabra que además de “esfera” quiere decir “número”. Esto no es una mera coincidencia. Como veremos más adelante, la naturaleza de los números están íntimamente relacionados con esta vía de conocimiento.

Cada una de las 10 sefirot simboliza uno de los 10 arquetipos universales en los que se estructura el mundo. Es decir, la Kabbalah enseña que el universo, único y omniabarcante tal y como lo conocemos, es divisible en 10 características, elementos o estados del Ser diferentes.

Árbol de la vida - sefirot

 

A continuación detallaré el nombre y significado general de cada una de las esferas, empezando por la más inferior (esfera 10) y acabando por la superior (esfera 1).

ESFERA 10 – MALJUT: el significado de la palabra Maljut es “reino”. Esta es la esfera de la conciencia física, de los sentidos.

ESFERA 9 – YESOD: el significado de Yesod es “fundamento”. Es la esfera de la conciencia psíquica, del inconsciente y del instinto, entre otras cosas.

ESFERA 8 – HOD: significado, “esplendor”. Es la esfera de la dimensión racional de la realidad, del intelecto.

ESFERA 7 – NETSAJ: que significa “gloria”. Es la esfera de los sentimientos.

ESFERA 6 – TIFERET: la palabra  Tiferet en hebreo significa “belleza”. Esta es la esfera de la armonía y de la identidad.

ESFERA 5 – GUEVURÁ: que significa “poder”. Es la esfera de la fuerza y el rigor.

ESFERA 4 – JESED: cuyo significado es “misericordia”. Es la esfera del amor.

ESFERA 3 – BINÁ: que significa “entendimiento”. La esfera de Biná es la de la inteligencia o ley cósmica que subyace a todo.

ESFERA 2 – JOJMA: significa “sabiduría”. Es la esfera de la energía pura con fuerza creadora.

ESFERA 1 – KÉTER: la “corona” de la creación. Es la esfera de la UNIDAD.

 

En el próximo artículo entraré en más detalle en el significado de cada una de las esferas. Mientras tanto, dejo para el lector interesado con este tema este enlace a una panorámica sobre la Kabbalah realizada por el maestro Eduardo Madirolas, que encuentro muy esclarecedora.

¿Te ha gustado este artículo? Espero que sí. Si te ha gustado, por favor compártelo en las redes sociales que te detallo abajo. Me ha costado mucho escribirlo y me sería de mucha ayuda que otras personas pudieran acceder al artículo y recibir su valoración. ¡Muchas gracias!

Leave a reply