chaman

CHAMAN (II) – LA ESTRUCTURA DE LA REALIDAD

En las profundidades del invierno finalmente aprendí que había en mí un verano invencible

Albert Camus

 

En el artículo anterior vimos en líneas generales que era un chaman y cuales eran sus funciones dentro del grupo social. En este artículo profundizaremos en esas funciones investigando la visión que tiene el chaman del mundo y de las energías que interactúan dentro de él.

LA ESTRUCTURA DE LA REALIDAD

shaman photo

 

Los chamanes parten de la base de que la estructura de la realidad no es lineal. En su visión, la realidad no solamente consta de todos los hechos y fenómenos que percibimos en el día a  día  a través de los sentidos (estructura horizontal), sino también de varias dimensiones superiores (estructura vertical) que se escapan a nuestros ojos.

El número de dimensiones en los que se estructuraría la totalidad de la realidad varía de una tradición a otra. Así, algunas tradiciones hablan de 3 dimensiones (espiritual, objetiva y psicológica). Por otra parte, el chamán hawaiano Serge Kahili King describe 4 dimensiones, las cuales serían:

1.- EL MUNDO OBJETIVO: El mundo de las cosas tangibles, que percibimos todos los días. Es el mundo que captamos a través de los sentidos, los cuales nos dicen que todas las cosas son independientes y diferenciables entre sí, que todo tiene un principio y tiene un fin, y que toda consecuencia tiene una causa única claramente identificable.

2.- EL MUNDO SUBJETIVO: La dimensión de la psique, del acto consciente e inconsciente, y del instinto. En este mundo, todo aparece interrelacionado. No son aplicables los principios de localización y de limitación temporal como en el mundo objetivo.

3.- EL MUNDO ONÍRICO: Es decir, el mundo de los sueños, de la imaginación y de la visualización creativa. En este nivel, todo significa lo que tú quieres que signifique.

4.- EL MUNDO HOLÍSTICO: el mundo de la unidad que subyace a todo lo existente. En este nivel no existe dualidad ni diferenciación. Todo es uno.

Como he comentado, cada linaje estructura la realidad en base a distintos modelos y no todos ellos coinciden. No obstante, lo que sí tienen todos en común son dos hechos: primero, que la realidad se divide en varias dimensiones verticales. Segundo, que todos los hechos y principios de cada una de las dimensiones están interrelacionados.

Ahora bien, nos surge la siguiente pregunta ¿cómo consigue el chaman acceder a estos mundos, y adquirir poder y conocimientos de ellos para modificar la realidad objetiva?

Para poder entender esto, necesitamos explorar el concepto de Lattice.

LA LATTICE Y LA TEORÍA SINTÉRGICA

lattice photo

 

En su obra “Pachita”, el doctor en Psicología Jacobo Grinberg-Zylberbaum intentó definir de una manera científica la manera con la que los chamanes conseguían alterar la realidad, llegando finalmente al concepto de Lattice. En sus propias palabras:

El concepto de la lattice considera que la estructura fundamental del espacio es una red o matriz energética hipercompleja de absoluta coherencia y total simetría. A esta red se le denomina lattice y se considera que en su estado fundamental contribuye al espacio mismo omniabarcante y penetrado de todo lo conocido (…) La lattice permanece totalmente invisible hasta que alguna de sus porciones (por cualquier causa) altera su estado de coherencia (…) Cualquier objeto material es en realidad una organización irrepetible de la estructura de la lattice. En su estado fundamental de total coherencia, fuera de la misma lattice no existen ni objetos ni alteraciones temporales. Es únicamente cuando la lattice cambia su estructura fundamental que el tiempo transcurre y los objetos aparecen.”

Es decir, la estructura fundamental de la realidad (incluyendo todas las dimensiones existentes) estaría conformada por una red omniabarcante de elementos interconectados. Cualquier pequeña alteración en uno de los elementos, tendría un efecto en el resto de los elementos que conforman esa red.

Además, según el análisis de Grinberg, los objetos materiales del mundo objetivo participa de la estructura de la lattice, reflejando en cierta medida la estructura fundamental de la misma.

Grinberg prosigue: “El cerebro humano es la conformación más compleja conocida de la estructura de la lattice (exceptuando la estructura fundamental de la lattice misma) (…) El mundo que conocemos resulta de la interacción entre el campo neuronal y la lattice. Todos vemos un mundo similar porque la estructura de nuestros cerebros es muy parecida y por lo tanto, los campos neuronales que producimos son semejantes aunque irrepetibles y únicos en cada momento.”

Por tanto, la red neuronal de nuestro cerebro es la estructura compleja existente más similar a la estructura de la lattice, y ambas constantemente se influyen e interactúan. Así por tanto, el chaman por medio de la visualización, de la canalización, del uso de su voluntad, es capaz de influir en la lattice y por tanto alterar la estructura misma de la realidad.

En definitiva, para el chaman la humanidad, el clima, las bestias salvajes, la flora local, los elementos biológicos mas fundamentales, incluso las entidades puramente espirituales, todos, estamos interconectados, formamos un todo indivisible. Partiendo de esta base, el chaman interpreta la realidad y actúa para alcanzar sus fines de curación, adivinación y acto mágico.

La pregunta que surge ahora es: ¿como lo consigue?. Es decir, ¿como consigue el chaman acceder a los niveles superiores de la realidad, e influir voluntariamente sobre la configuración de la lattice y realizar cambios en la realidad objetiva? La respuesta es a través del viaje chamánico, del cual hablaré en el próximo artículo.

 

Leave a reply