7-ideas-que-cambiarán-tu-vida

7 PRINCIPIOS QUE CAMBIARÁN TU VIDA – PARTE 1 - EL SAMURAI OCCIDENTAL

7-ideas-que-cambiaran-tu-vida
¿Puede una simple idea cambiar tu vida?

 

En el siguiente artículo voy a describir 7 ideas o principios que considero imprescindibles para mejorar nuestro día a día. Algunos principios ya los conocerás. Otros posiblemente es la primera vez que los oyes mencionar. De lo que estoy seguro es que una vez que los conceptos hayan sido bien asimilados y aplicados concienzudamente, disfrutarás de una visión de las cosas mucho más calmada y profunda que supondrá una gran ventaja en tu vida diaria.

Algunos conceptos los he ido madurando yo, y otros los he aprendido de otras personas. En esta entrada me gustaría describir inicialmente cada uno de los principios, para en posteriores entradas entrar más en detalle con cada uno de ellos.

Empecemos…

1.- PRINCIPIO DE LA COMPLEJIDAD POR CAPAS, O LA REALIDAD SERÁ TAN RICA Y COMPLEJA COMO TU LO DESEES

Principio-de-complejidad-por-capas

Realidad y complejidad

 

Hace unos meses estaba leyendo este blog cuando me tope de bruces con una idea que llevaba años madurando en mi cabeza. El autor del blog no enfocaba la idea exactamente como lo había hecho yo, pero no sólo había encontrado un nombre para esta idea, sino que además el nombre era sencillamente perfecto. El principio de la complejidad por capas.

La idea detrás de este principio es muy simple. Cada hecho de nuestra realidad puede ser extremadamente rico en matices, pero también a la vez extremadamente simple, dependiendo de nuestra propia perspectiva o nivel de análisis. En otras palabras, nuestra visión o comprensión de un simple hecho puede ser simplemente superficial, puede ser tímidamente detallada, o puede ser extremadamente rica y compleja, siendo todas estas posibilidades correctas y perfectamente compatibles entre sí.

Ejemplo: hablemos de un suceso de los que tanto se debate en los informativos hoy en día, por ejemplo la crisis económica en España. Una manera de analizar el problema sería decir que la crisis en Estados Unidos de las hipotecas “subprime”, junto con el efecto globalización, infectó a las bolsas europeas y produjo la crisis en España. Esta perspectiva es perfectamente correcta.

También podríamos decir que la infección creada por las “subprime” puso de relieve la fragilidad de las instituciones políticas y financieras españolas, así como la existencia de redes de corrupción internas profundamente anidadas en el Estado.El gobierno y las instituciones financieras no supieron reaccionar a tiempo, ni supieron establecer las medidas necesarias para apaciguar la crisis, derivando en el resultado que todos conocemos. Este análisis en mi opinión también es correcto, pasando la causa de la crisis de los Estados Unidos a los políticos y bancos españoles.

Pero también podríamos decir que la crisis económica e institucional es la consecuencia de un problema más profundo arraigado en nuestra sociedad, tales como la desidia del ciudadano a participar en la realidad política de su país, la falta de criterio a la hora de elegir a sus representantes políticos, o la falta de rigor a la hora de analizar que opción política seguir (si es que es verdaderamente imprescindible seguir alguna). Esta perspectiva situaría el origen del problema de la crisis en todos los ciudadanos, y no solamente en los políticos.

Todas las explicaciones de la crisis económica explicadas arriba, todas, son perfectamente válidas y correctas. Lo único que las diferencia es el nivel de análisis. En unos casos el análisis es únicamente superficial, y en otros nos adentramos más en el origen profundo de la situación.

Si considerásemos únicamente el primer nivel de análisis, para prevenir una futura crisis financiera nos concentraríamos exclusivamente en desarrollar medidas “cortafuegos” para evitar el contagio de los desequilibrios financieros de unos estados a otros.

Si considerásemos el segundo nivel de análisis, aparte de las medidas arriba explicadas, aplicaríamos una re-estructuración política y financiera en todo el país, fortaleciendo las medidas de control y supervisión del sistema financiero y desarrollando una estructura política más supervisada y reglamentada .

Por último, si considerásemos el tercer nivel de análisis, no solamente tomaríamos estas medidas sino que también fortaleceríamos la educación, crearíamos nuevas plataformas de formación y participación política, intensificaríamos la formación financiera de los ciudadanos y en general, intentaríamos potenciar el criterio político y moral de la sociedad.

Como puedes ver, este principio que a primera vista parece muy simple, nos puede aportar herramientas muy determinantes. Si nos acostumbramos a aplicarlo con rigor a nuestra vida cotidiana, nos permitirá ampliar nuestra perspectiva de las cosas, obteniendo una visión global y cohesionada de la realidad. Comprenderemos en qué nivel de complejidad nos estaremos moviendo al analizar una situación dada, y nos permitirá dar respuestas concretas a las preguntas planteadas.

2.- PRINCIPIO DE LA SEGREGACIÓN, O APRENDER A DISTINGUIR LO IMPORTANTE DE LO ACCESORIO

Principio-de-segregación

Primero selecciona, luego actúa

 

Este principio es una consecuencia natural del anterior. Si todos los hechos de nuestra vida tienen distintos niveles de complejidad, es vital distinguir los aspectos a los que dar importancia así como desechar aquellos aspectos que  son únicamente superficiales.

Distinguir lo importante de lo accesorio es extremadamente difícil. Tenemos una tendencia natural a responder de una manera emocional a las circunstancias de la vida, lo cual causa muchas veces que reaccionemos de una manera poco racional, poco estructurada y desprovista de enfoque.

A pesar de que este sea un asunto complicado, podemos afirmar de una manera general que lo importante es todo aquello que afecta a la esencia o fundamento de las cosas, mientras que lo accesorio sería aquello únicamente periférico o circunstancial.

RECOMENDACIÓN: ten siempre claro cuáles son los objetivos y metas principales de todo lo que haces. Por ejemplo, si tu trabajo únicamente supone para ti un sustento (y no necesariamente una manera de realización personal), concéntrate únicamente en realizar las tareas esenciales para cumplir con tu tarea con el menor desperdicio de energía posible. Cualquier otra circunstancia que pueda surgir en el trabajo, como conflictos con compañeros, aparición de competitividades, etc… son solamente "ruido de fondo" al que no se le debería prestar ninguna atención.

Si por el contrario tu trabajo es una pieza clave de tu desarrollo personal, deberás analizar todos los factores claves para el desempeño de tu actividad (eficacia, desarrollo de amistades, adaptación, etc…) y llevarlos a cabo lo antes posible.

3.- PRINCIPIO DE LOS 4 PORQUÉS, O APRENDER A SABER DONDE ESTÁ REALMENTE EL PROBLEMA

Principio-de-los-4-porques

¿Y dónde está el problema? seguramente no a simple vista

 

Hace tiempo leí en alguna parte (no recuerdo exactamente donde) el principio de los cuatro porqués. Según este principio, para poder acceder al problema raíz de un conflicto debíamos responder 4 veces de manera consecutiva a la pregunta ¿y dónde está el problema?

Ejemplo: Imaginemos una empresa de alimentación. Ha sacado un producto nuevo al mercado que no ha funcionado como se esperaba y tiene que ser retirado. Realicemos el ejercicio:

Pregunta 1 - ¿Y dónde está el problema? El producto no ha sido adquirido por los consumidores y por tanto debe ser retirado del mercado.

Pregunta 2 - ¿Y dónde está el problema? El producto no cumplía con las necesidades requeridas por sus consumidores de nicho de mercado, y por eso no ha sido adquirido.

Pregunta 3 - ¿Y dónde está el problema? El producto no cumplía con las necesidades requeridas porque no fue bien diseñado, o porque no fue aplicado al nicho de mercado correcto.

Pregunta Problema Raíz - ¿Y dónde está el problema? El producto no fue bien diseñado, pues no se realizaron los estudios de mercado previos necesarios para saber cuáles eran exactamente las necesidades de los clientes, y como poder satisfacerlas.

Esto tan sólo es un ejemplo, siendo las posibilidades prácticamente infinitas. Lo importante es comprender que raramente el problema de una situación dada sea único e indistinguible (principio de la complejidad por capas). Normalmente nos encontraremos con una red de problemas entrelazados que requerirán solución, habiendo un problema que servirá como raíz de todos los demás.

Si quieres seguir leyendo sobre los 7 principios que cambiarán tu vida, sigue este enlace.

¿Te ha gustado este artículo? Espero que sí. Si te ha gustado, por favor compártelo en las redes sociales que te detallo abajo. Me ha costado mucho escribirlo y me sería de mucha ayuda que otras personas pudieran acceder al artículo y recibir su valoración. ¡Muchas gracias!

Leave a reply